La usabilidad web es uno de los aspectos más importantes para que una página funcione. Pero, ¿en qué consiste este concepto?

Se trata de ponérselo fácil al usuario que visite nuestra web en cuanto a su navegación, y al hecho de que en el mínimo de pasos encuentre a su alcance lo que está buscando.

Es esencial cuidar de la usabilidad web debido a la cantidad de páginas que podemos encontrar de nuestra competencia, y al uso de dispositivos desde donde se accede.

Por ejemplo, el 92% de los usuarios españoles se conecta a través del móvil. https://www.lavanguardia.com/tecnologia/20180307/441323800422/movil-internet-online-egm.html

Todo ello hace que cuando se desarrolle una web sea fundamental planificar cómo será esa web para mejorar la experiencia del usuario en todo momento.

Claves para mejorar la usabilidad de una web

Estos son algunos aspectos en los que debes reparar si quieres que tu web enamore a tus potenciales clientes y se queden ella para siempre:

– Cuida el diseño.

Elabora un diseño elegante, cuidado y sencillo. Tienes que partir de la temática que vas a ofrecer, la marca o los servicios, pero eso no impide que crees una página minimalista y agradable que favorezca la confianza de los clientes.

– Utiliza una paleta de colores llamativa.

Dentro del diseño, el uso de los colores es otro de los puntos a tener en cuenta.

Puedes guiarte por los colores del logotipo y elaborar una web coherente en base a éstos, pero siempre cuidando que no sean demasiados estridentes, sino que aporten utilidad y no confusión.

– Llamadas a la acción.

Cada página de tu web debería ser un instrumento de venta. Así debes concebirlo y por ello incluir una llamada a la acción para captar la atención de los clientes.

Debes saber que esas llamadas a la acción deben ir en otro color diferente para que sean fácilmente localizables.

Por ejemplo: si deseas que se descarguen un documento pon esa llamada a la acción en un botón llamativo, que resalte del resto y con un mensaje que invite a hacer clic.

– Evita numerosos pasos.

Un usuario cuando entra a una web quiere las cosas fáciles. No desea complicaciones porque eso puede dar lugar a un efecto rebote y que abandone tu web.

Si tienes una tienda online, por ejemplo, intenta que la compra se efectúe en el mínimo de pasos necesarios.

Puedes incluso permitir al cliente que no se registre en primera instancia como algo obligatorio, y además simplificar el proceso. Todo ello hará que tu web gane adeptos.

– Tiempo de carga.

Uno de los factores que mayor tasa de abandonos genera por parte de los usuarios. El peso y el tiempo de una web son determinantes en la actualidad.

Es importante optimizar las imágenes antes de incluirlas en la web y verificar el tiempo de carga para que sea el mínimo posible.

– Menú de navegación.

No te líes a la hora de crear sub-menús en tu página. Esto puede crear confusión en los usuarios.

Simplifica tu menú y presenta lo esencial, para evitar que sea interminable y la gente se aburra y por ende se marche de la web.

– Responsive.

Hoy en día la mayoría de plantillas incluyen el factor responsive que significa que tu web se adaptará a los distintos dispositivos ofreciendo una navegación cómoda y efectiva.

No obstante, debes comprobar que es así y que cuando realices una web se ve perfectamente en un dispositivo móvil y en el pc, por ejemplo.

¿Qué te parecen estos consejos para mejorar la usabilidad de tu página? Si necesitas crear una, o mejorar tu usabilidad podemos ayudarte.

En 10 Atmósferas Estudio tenemos en cuenta todos estos detalles y muchos más para realizar páginas web que cautiven a los usuarios y mejoren su experiencia de navegación.